La Posada

Esta posada, rebosante de carácter rural, se ha convertido en un reducto de paz en plena naturaleza, donde es muy fácil relajarse y olvidarse del mundo del ruido.
Fiel al estilo Slow-Life, aquí la tranquilidad es la gran protagonista. Sin teléfono ni TV en las habitaciones, nada perturba un largo paseo por los alrededores o una tranquila tarde de lectura junto a la estufa.
No hay que perderse el desayuno, es como aquellos de antaño y vale la pena disfrutarlo sin prisa. Estos son basados en recetas tradicionales de la región.
Dispone de 5 habitaciones dobles, sencillas y luminosas, vestidas con suaves sábanas de algodón, tonos suaves y naturales, calefacción central y baños en suite.
Incluye una tranquila sala de lectura con más de 3.000 libros, cava para degustación de vinos, horno de barro y parrilla para disfrute de los huéspedes.
La estufa, habitualmente encendida, preside el living y el amplio salón comedor. Galerías acristaladas con vistas al jardín y la piscina iluminan estos ambientes de sensación rústica.

casafuerte0003DSC_0045POSADA CASA FUERTE-25POSADA CASA FUERTE-34P1020755POSADA CASA FUERTE-1220140907_134005